Por: Dr. Monserrate


Todo aquel o aquella que este solter@ y compartiendo con personas para conocer sabe que la gente está bien loca. Dado que trabajo como psicólogo tengo la peculiaridad que mis amigos me cuentan sus historias. Entre las historias escuchadas y las propias historias vividas no me queda duda de que la salud mental de este país está por el piso. Con el interés de evidenciar mi punto les incluyo una recopilación de algunas de las historias que he escuchado para que ustedes puedan emitir su propio juicio.
Comencemos por una historia propia. Hace algún tiempo conocí a este sujeto inteligente, cariñoso, atento y buen conversador. Luego de conocernos, compartimos y al irse me indicó que ahora le tocaba jugar el papel de esposo, ¿WTF?, !Sí! El tipo era casado. Esto no tiene que ser extraño pues sabemos de mucha gente gay prefieren los hombres o mujeres casad@s. Pero lo peculiar de este sujeto fue la libertad con que se desenvolvió y que nunca ni siquiera lo mencionó para de repente, de la nada se sacar esta sorpresa. Peor aún, después quería continuar en el doble juego a lo que yo me negué. A mi entender, un hombre casado con una mujer, que busca otros hombres para intimar, no es honesto con su mujer, no es honesto con él mismo, ni será honesto conmigo.

Pero eso es nada comparado con otras historias escuchadas. Por ejemplo, un buen amigo tuvo que romper con su casi novio porque este siempre andaba, como siameses, con su mejor amiga, y esta siempre le hablaba mal de mi amigo. Otro amigo vivió la experiencia de conocer este sujeto que tenía un perro Doberman gigantesco. El sujeto dormía con su perro en el cuarto. Cuando fueron a tener intimidad el perro se paró frente a la cama en actitud vigilante. Para su dueño esto parecía ser lo más normal del mundo pero mi amigo nunca pudo obtener una erección pensando en las posibles reacciones que aquel animal pudiese tener.

Otra conocida confrontó problemas con su pareja porque esta siempre estaba conectada a Facebook. De hecho me llegó a comentar que su esposa se llevaba el FB literalmente a la cama en el celular, lo que a ella le reventaba pues sentía que competía con la maldita maquina y todas las amistades de la página. 


En otra historia diferente esta otra conocida comenzó a compartir con una mujer que le atrajo mucho. Pasadas dos semanas de conocerse se juraron amor, pero en la 3ra semana, la mujer que mi amiga conoció no quería saber más de ella, dejándola bruta. No había pasado otra semana cuando mi conocida observó a la mujer en Facebook jurándole amor a una nueva fémina; todo esto en el intervalo de un mes.


Pero ni los profesionales se salvan. En esta ocasión le ocurrió a otra amiga, lesbiana, quien fue intervenida por una profesional de ayuda (PDA) en su trabajo. Posterior a esto la PDA la invitó a cenar y durante la cena le dijo que ella quería experimentar con mi amiga. Mi amiga me comentó que se sintió como una cosa, como un conejillo de indias. Mi amiga la rechazó pero la PDA continuó hostigándola.
Los cuentos e historias que escucho o presencio pueden parecer fantasías, pero por desgracia son reales. Por ejemplo, tengo conocidos que compiten entre ellos por quien se acuesta con más personas. Conocidos que solo salen con turistas aunque estos carezcan de toda gracia. Amigos que se enamoran a primera vista de cualquier hombre blanco aunque sea un insípido. Conozco personas que juzgan las cualidades de los hombres que conocen por el tamaño de su pene. Tengo un amigo que tuvo una relación de 4 años con otro hombre a quien le juraba amor eterno pero se acostaba con todo aquel que le gustase y se riera con él.
Pero esto no es un problema exclusivo de la comunidad LGBTT, es un problema del país, o de los tiempos; porque a los heterosexuales no les va mejor. Como ejemplo hablaré de este amigo, a quien llamaré Erick. El sujeto tiene un buen corazón y quiere encontrar una buena mujer para establecer una relación estable. El tipo es bien parecido y simpático así que no le es difícil conocer y compartir con mujeres. Pero lleva cerca de un año insistiendo en su búsqueda y cada día se acerca más a la frustración. 


Hace poco hablamos y esto fue lo que me contó. 


Primero conoció a Rosa, la pasaron bien pero ella quería seguir con su marido y mi amigo, tenía una grave adicción a FB. Con Lola se sintió cómodo pero ella para
donde quiera que fuera quería llevar a su hermano, que de hecho era adicto. Ella era una fumadora de pasto, y eso la ponía más loca. Luego vino Irma, que era policía. Su problema era el alcohol, bebía mucho y cuando bebía no podía mantener las piernas cerradas. Erick sintió que Irma no tenía ni compromiso ni respeto a su persona. Entonces apareció Laura, era buena conversadora, pero tenía marido. El día antes que la conoció había apuñalado a su esposo, eso lo
frikió y no logró una erección. Marta pareció diferente, era caliente en la cama pero seguía enamorada de su novio anterior. Luego vino Elena, la conoció por FB, al otro día tuvieron sexo en el carro. Pero otra más que tenía marido. Aunque su marido estaba en EU mantenían una relación matrimonial a distancia. Eilene, le rompió el corazón. Esta era atenta, divertida y buen sexo, pero también se pasaba en Facebook y tenía una relación de co dependencia con su madre. Todo lo que hacían se lo contaba a su señora madre. Su madre opinaba sobre asuntos de la relación. La última fue Jessenia, era una mujer muy linda, pero bipolar. Un día le decía que le quería y al otro día no quería saber de él.
Cualquier semejanza con experiencias vividas no es coincidencia. Todo parece indicar que ciertamente tenemos un serio problema de salud mental y este se refleja en las relaciones, o precisamente en la incapacidad para desarrollar relaciones estables saludables. 


En cierto modo hemos transportado las conductas consumerístas al plano de las relaciones. Convertimos así a las personas y las relaciones en mercancías que se consumen y desechan. No parece existir valoración para el desarrollo de compromiso, ni disponibilidad a invertir energía en el desarrollo de relaciones estables. ¿Para qué perder tiempo si hay tanto “dulce” disponible?
Al final nos preguntamos si todo esto importa. Púes sí importa. En primer lugar el que la gente esté tan inestable propicia un ambiente de inestabilidad en el país haciendo la convivencia más difícil. Segundo, la incapacidad para establecer compromiso señala a una posible deficiencia del carácter, a la incapacidad para establecer juicios valorativos que ayuden a evaluar la congruencia entre acciones y metas. O dicho en otras palabras, que la gente no tiene metas, o que simplemente hacen lo que les viene en gana sin ninguna perspectiva de futuro.
Si esto es cierto, ¡Que Dios nos coja confesados!


PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s