El hombre se llama Robert, tiene 67 años, y todo ocurrió en Bélgica. Su hija, Francisca, tiene 21 años, y desde el momento que su padre descubrió que era lesbiana la sometió a repetidas palizas y violaciones para “castigarla”.



Robert descubrió que su hija era lesbiana por medio del Messenger de su hija. Luego de eso la sometió a violaciones y golpes por espacio de dos años. El padre ha indicado que lo hacía por su bien, “porque no está bien ser gay”.

Finalmente Francisca decidió romper el silencio y acusó a su padre con las autoridades. Robert ha sido condenado a cuatro años de prisión y a pagar 5000 euros por daño moral. Sorprende, sin embargo, que la homofobia no fue mencionada en la decisión judicial como agravante.


PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s