En las mentes pequeñas de los políticos pequeños el progreso siempre se busca hacía el norte. La mente colonizada piensa que todo lo bueno, hermoso y moderno proviene de la metrópolis. Sin embargo, cuando hablamos de democracia real, que implique igualdad para todos sin distinción de identidad de género, los mejores ejemplos no siempre están al norte.


Recientemente el presidente de los E. U., Barack Obama se expresó a favor del matrimonio entre parejas del mismo sexo. Esto constituyó un hecho histórico pues en la primera vez que un presidente en funciones de esa nación hace tal expresión. Pensamos que fue valiente y atrevido porque es sabido que grandes sectores de la población de E. U. son muy poco educados y muy conservadores. Interesantemente, datos estadísticos señalan que la opinión pública en E. U. está dividida entre el apoyo y el repudio al matrimonio gay.

Los republicanos, que hacen alarde de moralistas,  pura hipocresía, se opusieron inmediatamente al mismo definiendo el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer; y definiéndolo como tema de campaña. Aclaramos que visualizamos la moral republicana como hipócrita porqué, por ejemplo, mientras el gobierno controlado por ellos bombardeaba inmisericordemente a Irak, propusieron una investigación congresional porque Janet Jackson mostró un seno en una transmisión del Super Bowl.

Con igual prontitud, los políticos de los dos partidos principales en Puerto Rico hicieron alarde de sus caracteres de papagayos, (pájaro que repite lo que escucha), para alinearse con la visión conservadora de la definición del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. Cosa que no debe extrañar porque cuando un político no tiene proyecto nacional real más allá del lucro personal, se alineará con el discurso que le suene más electorero.

Ahora bien, estos mismos políticos son los que nos invitan de forma consistente a mirar hacia el norte buscando inspiración; los mismos que piensan que el Dios es blanco y de ojos claros. Sin embargo, el sur también existe, y en materia de derechos y respeto a la diversidad están más adelantados que el norte.


Si evaluamos un mapa del estado de derecho LGBT en Sur y Centro América observaremos que hay tres paises que al momento aceptan el matrimonio entre personas del mismo sexo:

Por otro lado, otra decena de países han reconocido las uniones civiles entre personas del mismo sexo, tales como:


T También existen otros donde la homosexualidad ya no está criminalizada tales como:

Mientras, es cuestión de algunos años a lo que muchos de estos paises tomen legislaciones que sean más complejas y completas para sus sectores LGBT. Siendo la más reciente  en Chile donde su congreso aprobó una ley anti-discrimen. Además de Argentina donde recientemente se aprobó la ley de identidad de género.

Sin duda, mientras se vive en el etnocentrismo de que en Sur América y Centro América hay paises que son “tercermundistas” y que todos viven como las imágenes de World Vision la realidad es que sus gobiernos han buscado legislar para el beneficio de todos. Entendiendo que todos necesitan las mismas posibilidades para poder vivir plenamente.

Invitamos a nuestro gobierno de Puerto RIco, a los políticos y a todo ciudadano o ciudadana a que mire al sur donde se continúan haciendo adelantos importantes para las comunidades LGBTQQI.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s