Vivimos en un mundo extraño, mientras alrededor del mundo hay miles de personas heterosexuales intentando divorciarse, hay otros tantos miles de personas LGBT intentando obtener derechos para casarse. Es válido entonces preguntarse, ¿Qué hace que dos personas deseen casarse?

Hace poco leí una entrevista de una pareja que luchaba por casarse. Fueron claros en que su interés en el matrimonio no era para obtener beneficio económico. Visualizaban el matrimonio como una expresión de compromiso; del compromiso que tenía uno con el otro y con la relación que mantenían. Personalmente tengo cierta resistencia a la idea del matrimonio, aunque pienso que ese derecho debe estar disponible para quien desee y no solo como un privilegio de heterosexuales. Aún así, me pareció interesante todo el discurso del compromiso y lo que implica.
Me dí a la tarea de buscar en el diccionario la palabra compromiso y fui referido a la palabra “promesa”. Promesa hace referencia a la obligación que se asume, de forma voluntaria, con algo. Hablamos, entonces, de que al comprometerse uno promete, de forma voluntaria, que cumplirá con un acuerdo. En el caso de una pareja, hablaríamos del acuerdo de hacerse compañía, de ayudarse, de amarse, de cuidarse.
Pero lo más maravilloso de todo es que nadie obliga a hacerlo, no es obligado comprometerse. Se decide contraer este compromiso por el amor que se siente por esta persona. Se siente tan bien a su lado, se disfruta tanto de ella, se le ama tanto que se esta dispuesto a “amarrarse” con ésta. Se escoge como la persona con quien uno desea compartir por mucho tiempo.
Pero la idea del compromiso puede ir más allá de la relación de pareja. Podemos comprometernos con un buen amigo, con la familia, con el trabajo, con la comunidad, con un proyecto. En este sentido el compromiso sería lo opuesto al egoísmo. Al comprometerse se deja de pensar en las necesidades propias para comenzar a considerar las necesidades compartidas y las de esta persona escogida.
De modo tal, aparentemente al decidir casarnos decidimos obsequiarnos a esta persona que tanto nos agrada. Obsequiarnos a ella y que ella se obsequie a nosotros.

PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s