Estamos en el año 2012, se supone que casi todo el mundo sabe los daños que hace el fumar. Curiosamente la comunidad LGBT, tan orgullosa,  parece tener una mayor propensión a fumar que la comunidad heterosexual. Se estima que el 28% de los adultos en la población general son fumadores. Pero se estima que entre un 11% y un 50% de los adultos LGBT son fumadores.


De igual manera, el por-ciento de jóvenes que fuman en la población general se estima ronda entre un 28% y 35%. Pero para los jóvenes LGBT el porciento se estima entre 38% a 59%. Como se observa hay mayor uso de tabaco entre jóvenes y adultos lesbianas, gay y bisexuales que en la población general.

Se piensa que factores como niveles más altos de estrés social, baja auto estima, depresión, el frecuentar bares y clubs, el alto consumo de alcohol y drogas, y el ser blanco directo de la industria de tabaco puede estar relacionado con la alta prevalencia de uso de tabaco entre la comunidad LGBT.

Eso si, fumar afecta a todos por igual, y si acaso tienes dudas de los posibles daños te incluimos una corta lista para que te enteres.

PROBLEMAS CARDIOVASCULARES: El endurecimiento de las arterias es un proceso que ocurre con los años, pero fumar acelera este proceso. Cuando fumas el proceso comienza antes y las obstrucciones en arterias son de dos a cuatro veces más frecuente.

CANCER: Ya habíamos mencionado cáncer pero solo para que sepas, el 90% de los casos de cáncer se deben a fumar. Uno de cada 10 fumadores moderados y uno de cada cinco fumadores fuertes (más de 15 cigarrillos diarios) morirá de cáncer.

ENFERMEDAD ONSTRUCIVA PULMONAL CRONICA: Este es el término colectivo para un grupo de condiciones que bloquean el aire y hacen el respirar más difícil. El fumar es el responsable por el 80% de los casos de esta condición.

ALTA PRESION: Fumar sube la presión sanguínea, lo que puede causar hipertensión, un riesgo para ataques cardiacos.

PROBLEMAS DE FERTILIDAD: Los fumadores tienen más probabilidad de desarrollar problemas de fertilidad.

ASMA: Fumar empeora el asma y contra resta los efectos de los medicamentos para la condición.

Como si todo esto fuera poco, fumar aumenta también el riesgo de cataratas, enfermedad de las encías, ulceras, arrugas, ¡Sí dijimos arrugas! Y la que quizás más te duela, para hombres fumadores entre sus 30 y 40 años de edad el riesgo de impotencia aumenta en un 50%. Quizás dirás, “A mí me funciona bien”, pero no pierdas la fe y espera un par de años más…

Y si no es suficiente fumar te mancha los dientes, te da mal aliento y tu sudor huele bien feo.

Ahora, si el riesgo de enfermedades y el daño a tu apariencia no son suficientes debes saber que cuando dejas de fumar tu salud general, y tu sentido del olfato y gusto mejoran. Tu corazón funcionará mejor y menos estresado. Dejar de fumar es la cosa simple de más impacto en tu salud que puedes hacer, pero no es tarea fácil.

Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu opinión utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s