Un amigo me contó que abrió una página en una sala de encuentro gay en internet y la cerró dos días después horrorizado por la calidad de gente que allí encontró.

Su experiencia en esta sala, llamada algo así como “hombres4hombres”, no es exclusiva de él. Este tipo de experiencias negativas con las salas de encuentro gay en internet tampoco es exclusiva de la mencionada página. Las historias que he escuchado sobre experiencias conociendo gente en internet son como para hacer una novela de horror.

Me pregunto, sin embargo, si existirá un patrón de personalidad que pueda agrupar o describir a la mayoría de personas que frecuentan estas salas de encuentro gay en internet. Deseo aclarar que no intereso generalizar. Reconozco que en ellas puede haber personas de mayor calidad humana, o al menos con mejor salud mental. Pero si me dejo llevar por las historias escuchadas, y por las experiencias vividas tendría que concluir que la salud mental y la calidad humana allí deben ser algo escasas.

Pero los ejemplos ilustran. Otro buen amigo me contó que recientemente estaba hablando en la mencionada sala con este sujeto quien le decía que por sus fotos mi amigo le gustaba mucho. De repente el sujeto con quien hablaba mi amigo le comenta que su mejor amigo no puede saber que a él le gusta un negrito porque aquel es racista. Mi amigo que tiene la sabiduría de una negra bruja y la lengua de una  negrita de barriada le contesto que como era posible eso si las fotos que el estaba viendo no eran de un sujeto blanco. El interpelado se sorprende y mi amigo le hace ver que su nariz, su boca, sus caderas anchas y trasero grande eran característicos de gente negra. La respuesta fue inmediata y contundente, lo bloqueó. Reacción bastante común entre algunos usuarios de estas salas cuando la realidad les golpea en la cara.

Sugiero que para intentar comprender un poco estas personalidades tan complejas, analicemos algunas cualidades de las relaciones que allí se pueden desarrollar.  Esto nos puede arrojar luz sobre el tipo de personas que pueden atraer, y a su vez ayudarnos a atisbar al menos algunos rasgos de un posible perfil de personalidad de estos usuarios estrella. En general hablaremos de tres características sobresalientes de las relaciones que se pueden desarrollar en estas salas.

Primero, el contacto puede ser completamente anónimo pues la mayoría de los perfiles que allí aparecen no muestran cara. Esto posibilita el que personas inseguras, inestables, ambivalentes sobre sus intereses, y aquellos cuyo único propósito es dañar y ofender (por problemas personales) se sientan protegidas para obrar. El anonimato provee el vehículo perfecto para explorar, jugar, experimentar sin ningún interés real en hacer contacto. Protege, además, a aquellos con mucha ambivalencia sobre lo que desean pues pueden demostrar interés y cuando se acerca la posibilidad de un encuentro salir huyendo de su propia ansiedad.

Segundo, el espacio anónimo posibilita el exigir cualidades con las que se fantasea como si fueran un “wish list”. Se entra, entonces, fantaseando encontrar un hombre perfecto, el modelo con el que se ha soñado. Además como no se tiene que mostrar uno mismo, se asume la actitud de no negociar con las cualidades especificas que se solicitan. Por esto es que abundan los textos excluyentes como, “no locas, no gordos, no viejos, no flacos, no nenes, etc.” Solo les falta añadir, “y si no tienen cerebro mejor”. Lo que nos lleva a ultimo punto.

Tercera, la relación a desarrollarse allí será puramente física; las cualidades de personalidad, inteligencia o sensibilidad, que distinguen a un ser humano, no cuentan, no interesan, o simplemente no existen. Por lo que es el medio perfecto para que este pedazo de carne andante, sin ninguna cualidad positiva más allá de su físico, pueda exigir, maltratar y utilizar a su antojo a todo aquel que se deje seducir por sus encantos que no profundizan más allá de su piel.

Si se fija bien mi lector el cuadro que se va formando no es uno muy halagador. Hablamos de salas anónimas, donde las personas se presentan buscando fantasías, personas idealizadas, para tener encuentros puramente físicos, sin ofrecer mas nada a cambio. Pero no deseo desanimarle. Se dé al menos una pareja estable que se conoció allí. Así que si no tiene nada más interesante que hacer, juegue. Pero debe tener claro sus posibilidades, y en la medida que pueda, aprenda a identificar estos personajes oscuros que no aportaran nada a su vida para que pueda evitarlos.


Por Dr. R. Monserrate

PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s