En el día de ayer el gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, llevó a cabo su Mensaje sobre la situación del Estado. En este discutió temas de educación y seguridad que de cierta forma son beneficiosos para los puertorriqueños y personas que viven en nuestro archipiélago (sí, Puerto Rico es un archipiélago) ¿Pero y la Comunidad LGBT…?, bien gracias.

Aunque es cierto, que tampoco habló sobre las necesidades del Hospital Oncológico y tampoco sobre las deficiencias que enfrentan padres con hijos con problemas de retraso mental o distrofia…pues, porqué hablar de la Comunidad LGBT y derechos particulares.


Pero la diferencia, en comparación con otros sectores, es que el Gobernador al inicio de su campaña realizó una promesa para la comunidad LGBT. Fortuño obtuvo el voto de algunos miembros de la Comunidad LGBT al comprometerse a eliminar el discrimen en el trabajo por razón de orientación sexual. Pero claro, tampoco tocó temas importantes para nuestra comunidad como lo son el el código penal y la posibilidad de eliminar el crimen
de odio como un agravante.


En Puerto Rico vivimos un conformismo vestido de tolerancia LGBT que es aceptada incluso por los miembros de las siglas mencionadas. Tomamos como aceptable escuchar la palabra “pato” en TV o radio, reírnos de las burlas y hasta compartir los chistes que hacen de nosotros. Este conformismo es el que hace que el gobierno no tome acción inmediata para resolver asuntos pertenecientes a nosotros. Por desgracia esto es normal y hasta aceptable para muchos.


La culpa de que seamos invisibles para el gobierno es de nosotros mism@s…de nadie más. La culpa no es de La Comay, de Arango, de Shatz  o de ningún otro mequetrefe. El gobierno tomará acción en la medida que nosotros, guiados por nuestra razón e indignación, exijamos respeto y nos hagamos contar.

No hay marcha de orgullo LGBT que cambie esto si como comunidad LGBT no creamos la necesidad y por consiguiente la pauta. Es claro que los funcionarios gubernamentales son carreristas políticos, esto es, viven de la política y les interesa continuar viviendo de la política. Ellos, por tanto, responderán a los números y a la percepción de cuantos somos. Si
no nos pueden ver, no existimos y siempre seremos invisibles. Nuestras luchas y
molestias se quedarán en eso…en nada.

Sin duda el primer paso para conseguir cambios en nuestro gobierno, a favor de la comunidad LGBT, es saber cuantos somos. Que exista constancia de nuestra existencia, que se expongan nuestras necesidades como ciudadanos. En esta dirección el censo puede ser un primer paso para salir de la invisibilidad, para que la comunidad LGBT se apodere y para confirmar que SOMOS MAS DE LOS QUE PIENSAS.

Amigos, no será Pedro Julio, Cecilia la Luz, cualquier otro activista o esta revista quien cambie nuestro rumbo; Serás tú utilizando las herramientas que hemos puesto en tus manos quienes causaremos la diferencia.

No aceptemos la conformidad de la invisibilidad como nuestra sentencia. Quizás te da un bledo casarte o te consideras muy joven para tomar acción…la realidad es que la indiferencia solo nos invisibiliza y nos condena.

Saca 15 minutos de tu tiempo y haz el primer paso…llena el CENSO LGBT 2012 hoy. Invita a un amigo. Llénala desde tu celular. Hazte contar y déjate sentir.


Llena el Censo LGBT 2012:

PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s