por: Samantha Love

¡Les juro que si no escribo esta columna me puede dar un ataque de locura! Quizás termine internada de por vida o tomando los mismos fármacos que mataron a una de las grandes voces del mundo. Sí, por que lo más triste es que quién mato a Whitney Houston no fue el crack, la coca y mucho menos la marihuana. La triste realidad es que quién mató a Whitney fueron las drogas legales como el Xanax y Valium, entre otros.

Pero si hay algo triste es ver como la industria de la música pasó por alto la muerte de la voz más importante de todos los tiempos. Una voz que recibió alrededor de 415 premios en todo el mundo y ni hablar de los millones de álbumes vendidos. Whitney Houston, en definitiva, marcó una pauta en la música y, sin que me quede nada por dentro, fué una de las pocas artistas completas en todas las áreas del arte. Cuando me enteré, la realidad que no lo podía creer, con eso que a cada rato “matan” a tantas celebridades en las redes sociales, pensé que era otro cuento. Pero la realidad, me dió una bofetada sin mano al leer que era cierto; perdimos a nuestra Whitney.

El día después de la muerte de la cantante, de mayor trascendencia en la música, se celebraron los Grammy Awards y después de una batería de publicidad descarada anunciando que tales premios serían dedicados a la cantante, sentí que más que un homenaje fue una burla de mal gusto a sus fans, como yo, y a su familia (que en esos momentos pasaban por el trago amargo de perder a una mujer, que hasta el final luchó en contra de sus peores enemigos. Enemigos como su esposo Bobby Brown, las drogas, el alcohol y la industria.

Cuando comenzaron los Premios con una oración por el fallecimiento de la cantante sentí en mi corazón que solo lo hacían por obligación. Ya que la gran mayoría de los presentes juzgaban, dentro de sí, el calvario que vivió la cantante en los últimos años debido a las drogas.

Veía como pasaban los minutos y sentia que el homenaje no se daría. Hasta que desde la oscuridad del escenario apareció una silueta dibujada con una luz fuerte de fondo dejando a la imaginación cualquier pensamiento morboso como: ¿Resucitó Whitney? ¿Los Grammy’s la resucitaron? En fin las redes sociales eran una cadena de comentarios ofensivos y de mal gusto para el momento que todos esperábamos un homenaje digno de una gran estrella de la música. Fue tan desacertado, y para mí de mal gusto, ver a Jennifer Hudson vestida, maquillada y peinada como Whitney para interpretar uno de sus grandes éxitos, “I Will Always Love You”.

Quizá tú que me lees no entiendes mi punto, pero me van a perdonar, ¿Cómo es posible que una Academia, dedicada a honrar los logros musicales por más de 50 años, dejara pasar por alto, la muerte de una de las voces más imponentes del mundo? ¿Por falta de tiempo? No creo. Ella se merecía algo más que ver a una cantante tratando de caracterizarla en un momento tan triste para muchos. Pienso que más que un homenaje se merecía hasta un Grammy por el simple hecho de dar tanta música y tantos logros a la industria. Pero que triste que en el ambiente artístico ser adicto a las drogas es como cavar tu propia tumba.

Mientras que la muerte de Whitney Houston pasaba sin pena ni gloria en los “prestigiosos” premios, por otro lado le daban un Grammy a un abusador como Chris Brown. Es irónico que la academia galardone a quien golpeó a la cantante Rihanna y que algo tan bochornoso como la violencia doméstica sea aplaudido y que sea olvidado por los allí presentes.

Dicen que los premios Grammys tuvo la segunda audiencia televisiva más grande en su historia. ¡Clara de huevo!, si a todos nos engañaron viendo la transmisión, esperando el momento donde homenajearían a la más grande de la historia….así cualquiera. Debo señalar que se le pidió a todos los artistas invitados a los premios que fueran vestidos de negro o blanco y fue tanto el caso que hicieron algunos de los presentes que era preciso ver las ridiculeces en dicha alfombra.


Por mencionar varias faltas a la moda reinaron Fierge con su transparencia en rojo con interiores en negro, Nicki Minaj con su disfraz de monje o caperucita en compañía de El Papa, y la reina de los disfraces, Lady Gaga que se tomó muy en serio lo de la vestimenta en negro que hasta con una maya apareció cubriéndole su rostro. Al verla me dió la impresión que fue atrapada por Spiderman antes de llegar al Staple Center.

Si los Grammys fueran en Puerto Rico yo estoy segura que en mi Isla le producirían tremendo homenaje y más si se trata de artistas como Dagmar. Esta al día siguiente de la muerte de Houston interpretó en su programa “I Will Always Love You” (su versión me gustó). Aunque yo se que la única voz en mi país tan potente como la de Whitney Houston es la querendona de muchos: Lunna.

Pero, llegaron Premios Lo Nuestro y dije: Ellos sin van a botarse y se que algún artista haría su homenaje a Whitney Houston. En las redes se rumoraba que la cantante Laura Pausini sería la cantante y yo emocionada me imaginé este mega medley de los éxitos de Whitney Houston con visuales de la artista, un juego de luces, bailarines y efectos especiales; Que en fin solo fue producto de mi mente tan creativa, y en mi mente quedó.
.
Todos fuimos testigos del desastre que fue Premios Lo Nuestro. Para comenzar, la descarada copia del canal E!, la verdad que cuando vi el cajón que giraba temía que algún artista se fuera de culetazo al girar la dichosa luna rodante. Tener que chuparme la alfombra de los premios que si no fuera por Chiquinquirá Delgado, Gloria Trevi, Tito El Bambino, Luis Fonsi, Jackeline Bracamontes y la siempre bella, Gisselle Blondet aquello solo lo puedo llamar la alfombra de mal gusto. Comenzaron los premios y para mi suerte o desgracia no pude ver el opening desde el principio. Pero al ver al Big Boss de la homofobia con su guille, vestido de arbolito de navidad, rodeado de mil efectos y pirotecnias, tratando de “pompear” un performance que pasó siendo un numerito más, no sentí perderme ese principio que me imagino fue como el final.

Sale detrás de bambalinas el macho más macho de México, Eduardo Santamarina y Jackeline Bracamontes haciendo chistes que parecían copiados de estas páginas de Twitter que se dedican a escribir versos y chistes de todo tipo. Pero yo por ver el tan esperado homenaje a Whitney estaba dispuesta a pasar el sacrificio de soportar todo por ver si alguien al fin le daba su lugar. Estaba tan segura que conociendo la voz de Laura Pausini ese homenaje a la música de Whitney Houston sería magistral.

Continuaba ansiosa de ver el homenaje a Whitney Houston, y para colmo tuve que soportar a varios artistas cantando en pista, desafinados y la trusa de Paulina Rubio mostrando el cuerpazo que no tiene.

Justo en que ya casi faltaba poco tiempo para terminarse los Premios aparece en escena Laura Pausini. Subí a todo volumen el televisor, esperando escuchar que éxito de Whitney Houston interpretaría Laura, y para mi sorpresa la cantante le dedicó a Houston su más reciente sencillo titulado “Jamas Abandone”……….. sin ton ni son me quedé con las ganas de escuchar en voz de Laura Pausini algún éxito de la Inolvidable.

Solo me sirvió de consuelo ver a Pitbull en el cierre de los premios, aunque les confieso que fue una odisea ya que no puedo perdonarle que no vistiera en colores cremas como nos tiene acostumbrados a los fanáticos que no somos ciegos y siempre estamos pendientes al paquete. En resumen no se cual de los premios fue el peo; Pero amén de varios artistas que como siempre no fueron a jugar.

Solo puedo decirle a la industria de la música que gracias por nada. Pero como a mi “Nadie Me Quita Lo Bailau”, lo comparto con ustedes. En fin ya los fans sabemos que cuando nuestros ídolos pasan por el peor de sus momentos, ya para ustedes no sirven, los destruyen.

Ya hemos vivido eso con nuestro Hector Lavoe, La Lupe, Frankie Ruiz y muchos otros. Recuerden algo lectores los artistas son los seres mas sensibles del mundo y, por tal razón, son gente que sufren mucho y al igual que tú y yo son seres comunes con defectos y virtudes.

Pero, eso no quita que por un error o adicción pasemos factura a una persona que deja un legado tan importante como en el caso de Whitney Houston. Ahora para colmo de males, su servicio fúnebre no fue transmitido por ningún canal de tv. Gracias a la tecnología los fieles seguidores de la fallecida artista pudimos estar conectados por internet.

Y repito, debería darle vergüenza la industria de la música a la cual ella le dio millones de dólares.

Que en Paz descance Whitney Houston “We Always Love You”

Mantente conectado a quepasagaypr.com y recuerden que mis expresiones no significan que son compartidas por los anunciantes o colaboradores de quepasagaypr.

¿Quieres seguirme?

https://twitter.com/#!/SAMANTHALOVEPR
http://www.facebook.com/#!/samanthalove69
conexionsamantha@aol.com

PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s