Por Samantha Love

Quiero enviar un enorme saludo a todos los que en este momento están leyendo esta primera edición de “Nadie Me Quita Lo Bailau”. Esperando que esta columna sea del interés de todo lector. Agradezco al equipo de http://www.quepasagaypr.com por la oportunidad que me brindan de exponer mi sentir en los temas de actualidad. Espero podamos debatir siempre y cuando sea con respeto entre todos. Yo estaré tocando distintos temas y la intención de esta columna no es de criticar ni hacer entender que mi punto de vista sea el correcto. Siempre me he caracterizado de decir lo que pienso. Por tal razón todo lo que exponga en los distintos temas no necesariamente es la opinión de http://www.quepasagaypr.com ni sus auspiciadores

Ahora vamos a lo que vinimos como diría mi amiga Gisselle.



Durante los pasados meses el tema que está en boca de todos son las escandalosas fotos que aparentemente dejaron al descubierto la orientación sexual del ex-senador Roberto Arango.

En los medios se ha dicho de todo referente a este tema y el ex-político, en entrevistas, ha negado ser quien aparece en las fotos mostrando su trasero. Según fuentes, el Sr. Arango sabe quien está detrás de todo esto. Según el ex-senador esto ha sido un montaje dirigido  por sus opositores que entre ellos se comenta que, el alcalde de San Juan, Jorge Santini es el autor intelectual del escandalo que lo obligó a renunciar a su escaño político.

Se dice tras las cortinas que su renuncia fue una decisión para proteger a su familia del escándalo. En fin, cual sea la razón no es lo importante. Lo que sí importa es que si recordamos Arango fue uno de esos políticos que apoyaba la Ley 99 y que en varias ocasiones puso en tela de juicio la orientación sexual de Eduardo Bathia.

Recuerdo como hoy sus palabras: “El matrimonio es entre un hombre y una mujer”.
Y quien diría que el mismo que nos dio la espalda, que se congregó con los seudo religiosos, y que por quedar bien con sus colegas y amigos despreciaría a su propia comunidad.

Esto es un mal entre los “closeteros” que para esconder su orientación sexual deciden ser los machos de la película señalando, burlándose o cerrando puertas a su propia gente.
Recuerdo que al leer el libro de Ricky Martin, “Yo”, el cantante describe como él también fue partícipe en burlas hacia los gays para disfrazar su orientación y ser aceptado por los demás sin que ellos pensaran que él era gay.

Cada vez que un “closetero” sale de su armario forma un escándalo que solo afecta la imagen publica de los que vivimos fuera del closet. Por que la realidad es que todos pagamos justos por pecadores. Yo soy partidaria de que uno debe respetar las decisiones de cada ser humano y si las personas quieren vivir en privado y dentro de su armario se les tiene que respetar su derecho. Pero, un “closetero” no puede pedir privacidad y respeto cuando sale del closet a cometer actos que dejan mal parado no tan solo al “closetero” si no a una comunidad que día a día vive en la lupa de las iglesias, de la sociedad, del sistema de gobierno y nuestro peor verdugo la discriminación.

¿Cómo vive una persona dentro de un closet? Para poder entenderlo, ya que nunca conocí el dichoso armario, decidí escribir esta columna dentro del closet de mi casa. De esta forma quizás sienta los que se siente estar encerrado en una doble vida. Les confieso que este closet es pequeño, caluroso y se puede respirar hasta un poco de humedad, aparte de la oscuridad de vivir en un closet que no tiene claridad por ningún lado.

Yo puedo entender que salir de aquí no es fácil y tiene sus consecuencias. Pero, ¿qué es mejor?¿ Vivir en una mentira que solo tú te la crees o ser libre para amar?

Dice un verso bíblico que: “todo lo oculto sale a la luz” y creo que en la vida de Arango llegó la hora que todo este claro como el agua. Lo triste es que el ex senador sigue negando categóricamente su homosexualidad y entiende que no debe disculparse con nadie por sus posturas en contra de nuestro ambiente. Una mentira te lleva a otra y eso queda demostrado en esta historia que pudo tener un final feliz. Pero parece que sus asesores, al igual que la gente que lo rodea, no lo aconsejaron debidamente. Arango encabeza la lista de la figura más escandalosa del momento y todo por no querer salir del closet cuando ya la puerta está abierta.

Como decía mi abuela “caballo viejo se vende lejos” y parece que en efecto Arango decidió cruzar el charco y comenzar una nueva historia de amor con un joven de 20 años puertorriqueño que radica en Miami. Ahora es evidente que el ex-político no es heterosexual y mucho menos es bisexual. Según las declaraciones del joven este considera que Arango es gay y para mi lo es. Pero, ¿por qué Arango se empeña es seguir dentro del closet cuando es sabido por todos que es gay? ¿Lo hace para proteger su familia? ¿O es que el Sr. Arango piensa correr para algún puesto político en el próximo cuatrenio?  Definitivamente creo que Dios, el destino, la vida o el karma le están pasando factura y a un alto precio.

Pero en esta última ronda de Arando traída por TV y Novelas, el que ha salido perdiendo ha sido el joven Amilcar. Cuando su grave error fue creer en él y estar en el lugar equivocado con la persona equivocada.

Lo mas triste de todo es que algunos de nuestro ambiente en vez de apoyar al joven, que vive feliz siendo gay y que en nada tiene que ver con todo este escándalo, nosotros como comunidad le pasemos factura acusándolo de vividor o de que se estaba prestando para un montaje para obtener fama.

Pero mi gente seamos honestos, y con esto no estoy incitando a que criitiquemos a Roberto Arango por sus pasadas posturas políticas, solo que no podemos olvidar que el caballero nos debe una disculpa y está en la obligación de hacerlo si quiere que en un futuro los que sí tenemos conciencia le demos el voto de confianza.

Pero como dijera mi maestra de maquillaje, Carmen Andino: cada cual con su trasero hace un tambor y busca quien se lo repique. Que sea feliz con quien él quiera pero que recuerde que para hacer feliz a su pareja tiene que empezar a saborear la felicidad que se siente al estar fuera del armario.

.
Concluyo deseando que Arango recapacite y que piense que no se puede seguir escondiendo en su armario huyendo del escándalo que solo él ha provocado. Le deseo que como yo aprenda para que  “nadie le quite lo bailau”

Me despido hasta mi próxima columna y espero que mi opinión no sea ofensiva para nadie.

PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s