En un artículo publicado en el Huffington Post, de Inglaterra, Peter Tatchell, plantea la posibilidad de que en un mundo donde ya no exista la homofobia se eliminaría, de igual forma, las diferencias entre heterosexuales y homosexuales. En su análisis, las diferencias entre heteros y homos ya no tendrían significado en una sociedad post homofóbica.

El tema de las identidades disueltas no es nuevo. Rainer María Rilke, poeta de finales del siglo 19 había planteado en su tiempo que en el futuro hombre y mujer se encontrarían sin los trajes de carne que los separan, se encontrarían  como simples seres humanos en igualdad.
Pero aunque suena provocadora la propuesta de una sola identidad y ningún prejuicio sexual tenemos nuestras dudas si sería más un pensamiento desiderativo que una realidad en potencia. Tatchell, el autor del análisis que cometamos, reconoce que en partes de África y Mediano Oriente existen ejemplos de homofobia que se intensifica. A estos hay que añadirles los de países de Europa Oriental y Rusia, sociedades donde grupos conservadores en el poder intentan institucionalizar sus posiciones homofóbicas. La realidad de la lucha por la igualdad sexual es que, “el otro también se mueve”.


Esta frase acuñada por el filosofo Frances Michael Foucault hace referencia a que no se debe obviar que mientras una parte hace sus planes, movimientos y propuestas para unos cambios, los opositores hacen exactamente lo mismo. El otro también se prepara para contrarrestar los cambios propuestos. De tal modo podemos esperar que a mayores ganancias en el terreno de derechos LGBT, mayor será la militancia de los opositores.
De todos modos coincidimos en que la sexualidad es un continúo que se mueve desde la preferencia exclusivamente heterosexual hasta la preferencia exclusivamente homosexual. Coincidimos, además, en que los prejuicios impiden o limitan la expresión natural de la sexualidad. La sexualidad “natural” no se limita a la dicotomía que históricamente se ha impuesto por razones culturales y políticas de solo hombre y mujer. La sexualidad es algo más fluido.
Lo que conocemos como identidad gay es definitivamente un producto definido dentro de un contexto de opresión y represión. Por esto es valida la pregunta, ¿Qué identidades se desarrollarían sin no hubiese homofobia? Por eso preguntamos, si la homofobia finaliza, ¿Dejaría de existir la homosexualidad dando paso a una sexualidad mas fluida e inclusiva?
Peter Tatchell desarrolla una campaña de derechos humanos y justicia social, si desea mayor información puede accesar su página: www.petertatchell.net

PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s