Hay que aclarar que en muchas ocasiones la edad cronológica no dice tanto de la persona. Hay hombres maduros que se continúan definiendo como chico o joven, y digo hombres de 40 y tantos. Esto no es tan estimulante ya que, realmente, debe haber algo raro en un hombre maduro comportándose como un chiquillo. Además, cuando un chico joven busca estar con un hombre maduro lo prefiere por su experiencia, madurez y estabilidad, no por su inmadurez; a menos que busque su dinero.


También hay hombres maduros que aunque visten estilos jóvenes, están enfocados y son estables; hay otros que no. Hay hombres maduros, que al igual que muchos hombres jóvenes, prefieren muchas aventuras y le huyen a las relaciones, como el diablo a la cruz. Al otro lado, hay hombres jóvenes que al igual, que algunos hombres maduros, buscan estabilidad y una relación monógama.

Así que antes de hablar de diferencia de edades habría que ver en detalle cuanta diferencia en edad mental realmente existe. Si estamos hablando de un viejito en cuerpo de joven o un chiquillo en cuerpo de viejito. Pero esto solo podrás saberlo hablando, viendo de qué te habla y como contesta o evade tus preguntas.

Claro, también hay que aclarar que hay gente en sus 38 que parecen de 70, como también los hay en sus 50 o pasados de los 50 que se ven muuuyyyy bien. Solo a modo de ejemplo menciono algunas: George Cloone, Michael Douglas, Bruce Willis, Cher, Annie Lennox, Pierce Brosnan, Chris Noth (Mr. Big en Sex & the city), Denzel Washington, Kim Cattrall, John Travolta, Richard Gere, Sting; todos tienen más de 50. Si no sabes quién es alguno de ellos, solo copia su nombre y has una búsqueda de imágenes para ver si te sorprendes.

Pero a pesar de todo, las diferencias bien llevadas pueden enriquecer una relación. Sin olvidar también que hay diferencias que hacen distancia. Así que a modo de ejemplo te enumeramos algunas de las posibles diferencias en relaciones donde hay diferencias de edades:

1.      Puede haber intereses diferentes en sitios a donde ir, música a escuchar, actividades a frecuentar y amistades con quienes compartir. Solo a modo de ejemplo, he conocido gente muy joven y gente madura que aman una misma barra en particular, y gente joven y gente madura que odian esa misma barra. Por tanto en esto es asunto de gustos.

2.      Pueden encontrarse en procesos diferentes en la vida. Las necesidades del más joven suelen ser más sociales, salir y compartir, ser parte del “happening”. Si no sale piensa que se está perdiendo de algo que puede estar pasando, así que hay que salir aunque sea para ver qué pasa. Alguna gente más madura ya fue parte del “happening” y ahora prefieren estar en ambientes más íntimos, compartir con gente de más confianza. Así que prefieren salir menos.

3.      La sexualidad puede ser diferente pero aquí la diferencia va en cualquier dirección.  He conocido gente muy joven y poco sexual y gente madura muy sexual; aunque se asume que debiese ser al revés.

Así que es asunto de gustos y de circunstancias. Hay gente joven que jamás estaría con alguien maduro y gente madura que jamás estaría con alguien joven. En ese sentido es el mismo prejuicio pero al revés. Yo preferiría pensar como Rainer Maria Rilke, poeta de principio del siglo 20, quien dijo una vez que en el futuro nos encontraríamos sin que los trajes de carne que llevamos hicieran la diferencia de cómo nos relacionamos. O dicho de otra manera, “hay almas viejas y almas nuevas, en cuerpo nuevo y cuerpo viejos”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s