Las estadísticas dicen que el pene promedio está entre 5.5” a 6.5”. Aunque si uno se deja llevar por las páginas de encuentros sexuales el promedio de lo que la gente dice tener es 7.5” a 8.5”; pero sabemos que ahí hay mucha fantasía. La realidad es que aunque puede que 8 llenen más que 6, no necesariamente se necesitan 8 para pasarla bien. Pero una “Size Queen” de verdad nunca transará por menos de 8.

El termino “size queen” hace referencia a los hombres gay para quienes el tamaño del pene es el atributo principal de cualquier pareja potencial. Para estos no importa la belleza, la personalidad, la sensibilidad, la inteligencia o el cuerpo si no tiene un pene mayor que el promedio, no le sirve. De hecho, una “size queen” de verdad puede tener intimidad con un hombre nada atractivo, que sea arrogante, ignorante y quizás hasta estúpido, simplemente porque tiene el pene grande. Las “size queen” reducen los hombres  a asuntos de pulgadas, a más pulgadas más interesantes. Y en los casos de size queen mas extremos puede que no haya limites, mientras mas grande, mientras destroce allá adentro más enamoradas quedarán.
Irónicamente, reducen a los hombres al tamaño de sus penes, pero ellas mismas se reducen a sí mismas a la estimulación de sus anos. Se recorre por una línea fina que separa lo que es dolor de lo que es placer. Pero puede que lo que diferencia a las “size queen” del resto de la población sean las necesidades. Algunas personas entran en relaciones íntimas buscando afecto, amor, intimidad emocional, comunicación, un compartir. Las “size queen” estarían buscando pura estimulación física en un área muy específica. En ese sentido serían especialistas.
Pero no hay una manera de poder identificar a una “size queen” de antemano. Lo mismo puede ser un joven educado, bien vestido o un adulto mal vestido. No hay un sello o cualidad física que les identifique. Esto puede ser importante porque si por desgracia llegas enamorarte de una size queen, pero no tienes el rollo de carne que exige, no importará cuan sexy puedas ser, ni que cuerpo tengas, ni cual bien le trates o cual mal, dependiendo de sus preferencias. No importará a donde le lleves a comer, ni que le compres, ni donde, ni como le toques. Si su obsesión es el tamaño no hay nada que puedas hacer si la naturaleza no te obsequió esa carne extra que da dirección a su vida.

PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s