Hay personas que viven enamoradas del amor y del romance. En sus mentes sueñan con una relación tipo película romántica donde todo es bello y perfecto. Creen que cuando conozcan esa persona especial escucharan campanitas y música. Lamentablemente la cosa no funciona así. Probablemente no exista una relación perfecta tipo película en la vida real, pero si es posible lograr una relación madura que nos brinde placer, compañía y paz. Pero para esto ambas partes tendrán que cooperar y trabajar para lograrla.


Lo primero que debe haber es honestidad con un@ mism@ y con la otra parte. Ser honest@ implica definir que realmente busco; que es más importante para mí. ¿Me importa más la apariencia?, ¿El buen sexo?, ¿La buena compañía?; ¿Realmente estoy interesad@ en una relación de compromiso a largo plazo, o me interesa más la aventura?. Y muy importante, ¿Estoy dispuest@ a realizar los “sacrificios” y ajustes necesarios para que funcione la relación? Sacrificios porque no es realista ni maduro pensar que todas mis fantasías serán realizadas sin tener que ceder en algo.

De igual manera debo ser honest@ con la otra parte. No levantar falsas expectativas, no prometer amor si aún no estoy list@ y definitivamente ser muy cautelos@ con la expresión, “te amo”.

Si estamos clar@s en todas estas cosas y aún así encontramos a una persona que nos motiva deberemos tener paciencia y tolerancia. Paciencia porque una relación madura toma tiempo en desarrollarse. Es importante diferenciar entre lo que es amor e infatuación. Infatuación es el estado de dejarse llevar por un sentimiento irracional de pasión o “amor”. En la infatuación un@ está inspirado por una intensa pero corta pasión o admiración hacía alguien. El problema con la infatuación es que precisamente es de corta duración porque se creó sobre fantasías. Se supone que una vez pase la etapa de infatuación se comience a conocer ambas partes y vaya surgiendo el amor. El amor reconoce defectos pero crece sobre las cosas buenas que vamos encontrando en esa persona.

Para trabajar la relación será necesario el tiempo juntos y el tiempo separados. Aunque puede parecer contradictorio ambas cosas se complementan. Definitivamente es necesario tener tiempo compartido porque de eso es que se trata una relación. Tiempo para conocerse, compartir, crecer juntos. Pero el tiempo separado es muy importante para no asfixiarse; además es bueno extrañarse. Hay que tener cautela con las personas que no brindan espacio porque pueden desarrollar relaciones de dependencia y eso, definitivamente, no es amor.

El respeto es parte esencial de una relación madura; tanto propio como hacía la otra persona. Debe haber intereses comunes porque por más que se gusten si les interesa hacer cosas diferentes será más difícil continuar juntos. Aunque personas con intereses diferentes pueden complementarse muy bien si realmente se gustan mucho, pero esto deberá ser hablado y negociado.

Las aventuras externas pueden funcionarle a algunas parejas, pero por lo regular no son buenas para las relaciones estables. La entrada de una 3ra persona siempre es un riesgo, además debemos preguntarnos, ¿Qué realmente buscamos en una aventura? Existe la posibilidad de que existan intereses no satisfechos y la creencia subyacente, muy profunda, de que quizás encuentre alguien más compatible; y eso puede ser una forma de boicotear la relación. Si aún así se decide invitar a una 3ra persona es recomendable negociar de antemano que cosas podemos hacer y qué cosas pueden hacernos sentir incomod@s. Además, la 3ra persona tiene que definitivamente gustarle a amb@s.

Las comparaciones no le hacen bien a una relación. Nadie es perfecto, ni se puede esperar perfección. Por esto recomendamos tolerancia, ten bien claro que ni siquiera nosotr@s mism@s somos perfect@s. La persona que está a tu lado, puede que te guste en muchas cosas y puede que no te guste en otras. Debes decidir que es más importante para ti en un(a) compañer@ y mirar honestamente a tu pareja para saber si tiene eso que es importante.

El estar o no en una relación perfecta puede ser subjetivo y temporero, pero si creemos que puede existir una relación perfectamente imperfecta. En esta tienes conciencia de los defectos, de que no te gusta pero funciona para ti y te hace feliz.

Finalmente es importante aclarar que la felicidad real no tiene que estar ligada a una relación. De hecho, buscar intencionalmente una relación te puede llevar a muchas decepciones y a hacerte sentir sol@. Las relaciones si llegan se celebran, pero si no llegan se vive, se disfruta, se comparte con amigos, y se celebra la vida.

PUEDES DAR LIKE EN LA BARRA DE NAVEGACIÓN QUE VES ABAJO Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu comentario utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s