Hace 10 años atrás ser gay era aún un tabú.  Pero ya Elton John, Ricky Martín, Hellen Degeneres y Tizziano Ferro, entre otros, han admitido públicamente que lo son.  Así que ya la gente no tiene tanto problema en admitir que son gay o lesbianas.  Ahora, sin embargo, parecen haber otros tipo de tabúes, por ejemplo el de ser pasivo.  En países hispanoparlantes poca gente admite públicamente que es pasiva.  De hecho, en la misma comunidad, algunos hombres gay, hablan despectivamente de otro simplemente porque es pasivo.

El termino pasivo se utiliza como sinónimo de limitación o defecto entre alguna gente gay, por ejemplo: “Ahh el está bien bueno pero… es pasivo”.  Lo más absurdo es que lo que hay detrás de estos prejuicios son actitudes machistas. Un hombre gay machista; toda una contradicción. Por ejemplo, he escuchado a este sujeto, que se canta como el más defensor de los derechos homosexuales, va a todas las marchas y protestas, pero  una de sus bromas preferidas es intentar ridiculizar al otro diciendo que es pasivo, y riéndose de él por esto. Esto constituye una contradicción porque o eres un hombre gay, liberado, defensor de la igualdad; o eres un machista lleno de prejuicios.
Estamos claros en que no todos los hombres homosexuales o bisexuales tienen que disfrutar el ser penetrado. Un hombre puede honestamente preferir ser activo en una relación con otro hombre, en eso no hay problema. El problema está en que se crea superior o mejor que el que prefiere ser pasivo. ¿Qué aspecto de la relación le da poder? ¿De dónde surge la idea de que el activo es mejor o más hombre que el pasivo?
En realidad no hay justificación racional para esto fuera del discurso machista falocrático. La falocracia justifica la dominación de quien tiene el falo sobre quien no lo tiene. En la relación homosexual implicaría que quien utiliza el falo es superior a quien no lo usa.
Esta justificación es realmente una tontería, aún así parece ser que hay gente que ha comprado la idea de que se es menos por ser pasivo.  Se sigue teniendo como referencia la imagen del macho machote.  Y peor aún, entre mucha gente gay, mientras más bruto más deseado. Así que pareciera haber una campaña de desprestigio contra los pasivos. Campaña que no tiene razón de ser.
El ano puede, en términos fisiológicos, ser fuente de mucho placer. El ano es la terminación del colon. Su superficie está cubierta con una gruesa capa de piel llamada el epitelio anal y contiene un rico sistema de nervios sensoriales. Es todo este sistema rico en nervios, unido a que por medio de él puede estimularse la próstata, lo que lo convierte en otra opción para obtener placer. Claro, para obtener el placer debe haber conocimiento al ser estimulado. Pero ciertamente es una decisión muy personal aceptar este placer o no. La decisión puede estar influenciada por el auto concepto, visiones de lo que es ser hombre, miedo al dolor, prejuicios, o simplemente ignorancia.
Independientemente de todas estas consideraciones, la realidad es que hay hombres que se creen mejores porque son activos, o simplemente porque son dotados. Su poder emana del pene, pero eres tú quien le otorga ese poder al admitirlo. Es importante aclarar que aunque puede ser un hecho que un pene mayor puede estimular otras áreas, si el mismo está pegado a un morón no hace mejor trabajo que un pene de plástico. Así que ningún hombre o pene merece reverencia a menos que esté embestido de gentileza, afecto, ternura, inteligencia; solo para mencionar algunas cualidades.
O sea, dicho en castellano, para comenzar a tener orgullo como pasivo debemos comenzar a fomentar la igualdad. No se es mejor por ser activo o por ser pasivo. Solo somos humanos compartiendo en condiciones complementarias: uno prefiere penetrar y otro prefiere ser penetrado. Eso sí, si llegas a enamorarte de un pene perderás todo poder. La naturaleza ha sido muy creativa en la increíble variedad de modelos de penes que hay. Y lo maravilloso es que cuando crees que los has visto todos, siempre encuentras uno nuevo que te sorprende.  Pero, por más bello que sea, su cabeza no piensa.  Por tanto, si te enamoras de un pene estarás a la merced de un canto de carne sin cerebro y de su voluntad. El pene solo no hace el trabajo, tiene que estar unido a un ser humano que lo complementen. Por eso recuerda que inclusive en ocasiones pudieses llegar a obtener más placer con menos carne y más afecto.
Finalmente, el sexo no debe ser poder. Mas bien debe complementar, dar placer y compartirse en igualdad.

Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu opinión utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s