Iowa – Le gritaron “Pato” (“faggot”), le dijeron “Mercedes”, una feminización se su primer nombre y luego lo agredieron de tal forma que tuvo que ser ingresado en un hospital donde falleció posteriormente. Pero su familia dice que no fue un crimen de odio.

El 19 de agosto de 2011, Marcellus Andrews, un joven de 19 años sufrió agresiones que le causaron la muerte en Waterloo, Iowa, EE. UU. Según testigos varios hombres se le acercaron insultándolo con calificativos homofóbicos y comenzaron a agredirle.
La policía y organizaciones defensoras de las minorías han definido el caso como un crimen de odio pero la familia argumenta que el joven era heterosexual y ha solicitado que se deje de calificar como crimen de odio.

Jim Day, un activista LGTB de la región, ha rechazado los argumentos de la familia y ha expresado que “gay o no, fue percibido como un gay y fue asesinado por ello, por lo que las circunstancias pertenecen a un crimen de odio”.

Tu opinión es importante. En la caja de abajo puedes emitir tu opinión utilizando tus cuentas de Facebook, Google, Yahoo o Twitter.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s