Gadiel, obviamente nombre inventado (aunque lo que les voy a contar es cierto) conoció a Gilberto y le gustó. Según fueron compartiendo, se fueron gustando más. De repente Gilberto toma la costumbre de salir del trabajo e irse a la casa de Gadiel. A este no le parece nada mal; se sentían bien juntos. Pero Gilberto traía un premio: Guadalupe (otras vez nombre ficticio), su mejor amiga. Gilberto la amaba. No tenía trabajo, ni carro y había que cargar con ella para todos lados.

Hasta aquí no hay ningún problema. El problema es que Guadalupe necesitaba constantemente que la fueran a buscar, que le pagaran los tragos y la comida, ir a donde ella quería, y que al final de la noche la llevaran a su casa.

La primera noche estuvo bien para Gadiel. Fue algo diferente. La segunda noche ya fue más pesado para este. Pero la tercera noche ya Gadiel comenzó a sentirse incomodo. Pero eso no es todo, Guadalupe tiene también la peculiar costumbre de que cada vez que abre su boca lo que sale por ahí es veneno.

De repente Gadiel se encuentra en la situación que tiene a este amigo que le gusta mucho pero que tiene un(a) apéndice que es un poco incomodo(a). Y lo peor, tu amigo(a) la(o) ama, para él (ella) es Dios, su palabra es ley.

¿Te suena familiar? No es de extrañar que conozcas a un amigo(a) que haya vivido esto o que inclusive te haya pasado a ti. Para la gente gay las amistades son importantes, nos dan apoyo. Pero hay amistades que nos lo cobran caro. Exigen atención, exclusividad y mientras estamos solteros no nos molesta. Nos hacen compañía, salen con nosotros y se ríen de nuestros chistes. Pero los(as) más perversos(as) intentan también controlar nuestras vidas e inmiscuirse en nuestras aventuras.

Hay que entenderlos. En la cabeza del (la) mejor amigo(a) este tipo(a) que llega toma tiempo de “mi amigo(a)” y, ¿Con quién yo voy a janguear? ¿Quién me va a sacar? ¿Quién me va a pagar las cervezas? De repente y sin hacer nada Gadiel tiene un(a) nuevo(a) enemigo(a). Dices cosas feas de ti y te envía mensajes “raros” en Facebook.

Que mal, dice Gadiel pero le gusta Guillermo. ¿Qué haces?

Si bien uno quisiera mandar pal Krajo a Guadalupe, no se debe. Porque Gilberto la ama y respeta su opinión. Gilberto tiene un problema, el no lo ve tan claro pero alguien controla su vida y no es el. Es a Gilberto a quien le toca tomar sus decisiones, administrar su tiempo y decidir con quién quiere compartir. Esto no se puede forzar y si intentas hacerlo ver lo que tú ves, caerás mal; le darás la razón a Guadalupe.

Pero también se da la situación en la cual tú eres Guadalupe. Amas a tu pana. Estas acostumbrado a salir con él y de la nada aparece este “tipo”, que de repente te cae mal, pero a tu pana le gusta.

Lo peor es que tu mejor amigo no se da cuenta de que desde tu punto de vista, “el tipo es un lolin”… Mi amor, ¡Eres Guadalupe! Estás en el medio. Dicen las grandes Divas que mejor es una salida digna a tiempo que quedar en evidencia. Así que al momento que cobres conciencia de que eres la 3ra, ¡Arranca! Si te quieres ir en el viaje de hacer el papelón porque eso a ti, “…nadie te lo hace”. Y claro, esto lo dices mientras apoyas tu brazo derecho en tu cintura y mueves tu cadera. ¡Mira y que a ti! ¡Que no se metan contigo! Si quieres pelear esa es tu decisión, pero recuerda Guadalupe, tu amigo(a) tiene derecho a su intimidad.

Eso sí, no te engañes, eso suena a, ¡Guerra! Si te gusta la guerra, dale. Ahora bien, si lo que quieres es fluir, pasarla bien, relax; ¡Arranca! Sal de ahí.

Si tu amigo o amiga carga con un Guadalupe, manejarlo será complicado. Pero la pasarán bien, si esa otra persona disfruta las cosas que hicen juntos, si te le hiciste necesario(a); te va a volver a buscar.

Mientras tanto mírate a ti mismo(a), has cosas que hace tiempo no hacías. Sal, déjate ver, pásala bien. Nutre tu alma, crece, en lo que la otra gente decide que quiere hacer.

Tener que soportar a Guadalupe no era lo que querías. Tampoco querías ser la tercera persona en una relación. Los dramas hacen novelas pero en la vida real te quitan la paz. Así que decide que quieres, como quieres vivir y toma tus decisiones en consistencia. Pero si en verdad lo que te gusta es la pelea, pues mira la WWE busca nuevos talento, a lo mejor puedes hacer carrera como La Guadalupe Enmascarada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s