Una ves compartí con este sujeto que me dijo que sus amigos le decían que el era un animal en el sexo. Recuerdo que al finalizar pensé, “…que animal mas porquería”.  El sexo con él fue mecánico, puramente físico, sin ningún tipo de pasión y hasta aburrido. En su cabeza él deberá haber pensado que se botó, que me marcó. Ciertamente marcó en mí el ejemplo de lo que yo no quería volver a hacer. El resultado final fue que nunca lo quise repetir con él. Tanto animales como humanos tenemos sexo, la gran diferencia, es que los humanos lo hacemos con conciencia mientras los animales simplemente lo hacen respondiendo a sus impulsos.

Hacerlo con conciencia quiere decir que uno sabe donde toca, como toca, porque toca y puede variar las maneras de tocar dependiendo del momento y el efecto que quiera lograr al tocar. El humano además se supone que escoge con quien, cuando y como hacerlo. Le añadimos un contexto y un sentimiento, y hasta podemos llegar a amar. El sexo animal es puro instinto, y aunque a veces puede ser sabroso, si siempre es eso se vuelve aburrido y repetitivo.
Dejarse llevar por los impulsos puede ser divertido por momentos, pero es importante asumir control porque, entre otras cosas, puedes terminar eyaculando como un(a) conejito (ta)  y tu pareja quedarse mirando el techo. Pueden además pasarte muchas cosas no deseadas. Por ejemplo, este amigo con quien compartí no controlaba su sexualidad, su sexo lo controlaba a él. Su sexualidad era aleatoria y caprichosa. Un día me decía que le gustaba el sexo duro y agresivo, mientras que en ocasiones que me tornaba duro y agresivo para complacerlo, me decía que era muy agresivo para él.  Nunca sabía que podía erotizarlo porque era muy variable y voluntarioso en su sexualidad. Cuando terminamos la relación, el comenzó a tener sexo con mucha gente, el sexo se convirtió en una manera de manejar tensiones y escapar de su realidad; como una droga. Eventualmente terminó contagiándose con más cosas de las que el quisiera. El sexo, como todo impulso, si no asumes cierto control termina controlándote a ti.
Al otro lado, esta este otro amigo que en dos ocasiones diferentes de su vida me ha comentado mientras conoce a alguien nuevo, “…es una buena persona, yo puedo aprender a amarlo”. Curiosamente, en ambas ocasiones, ha terminado amando verdaderamente a esa persona en relaciones largas.  Para mí eso es de aprender a amar a una persona es una maravilla, me impresiona.  Este sujeto controla su sexualidad, le da dirección la orienta hacía donde el desea.
Quizás no todos deseemos ese grado de control, pero tampoco deseamos el otro grado de descontrol. Por eso planteamos la pregunta que da titulo a este ensayo, si nuestra sexualidad deberá ser puro instinto animal o una actividad humana. Personalmente creo que para seguir siendo sabrosa debe ser una combinación de ambas. No quiero ser una maquina fría de sexo, pero tampoco quiero ser un animalito a quien usan. Pienso que la intimidad es más sabrosa cuando usamos el cerebro. El cerebro se supone que sea nuestro principal órgano sexual, lo que hace la diferencia no siempre es lo que haya allá abajo. Hay gente que, por ejemplo, son grandes pero no tienen sabor, ni saben hacerlo; mientras que también los hay normales pero realmente sabrosos. La diferencia entonces la hacen el deseo, la pasión, la habilidad, la intensidad, la destreza, y todas ellas se originan en el cerebro.
Pero si aún tienes dudas te presentamos tres recomendaciones simples para una mejor intimidad
  1. No utilices el sexo para manejar o escapar de ansiedad o conflictos; no tendrás control de lo que haces.
  2. No dejes que tu instinto animal te controle y utiliza un condón.
  3. No utilices el sexo como manera de explorarte  o auto-conocerse; puedes confundir lo que realmente eres.
  4. Si encuentras alguien que parece especial, aprende a erotizarle. Explora su cuerpo con calma, parte por parte, busca las áreas que más te gustan de su piel, concéntrate en ellas, juega, vive y disfruta, en conciencia de lo que haces.

    Leave a Reply

    Fill in your details below or click an icon to log in:

    WordPress.com Logo

    You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

    Twitter picture

    You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

    Facebook photo

    You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

    Google+ photo

    You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

    Connecting to %s