En un documental de 3 partes de CNN, llamado “The Sissy Boy Experiment”, se hace el recuento de una terapia experimental diseñada para hacer a los niños afeminados masculinos. En el mismo se cuenta la historia de Kirk Andrew Murphy, quien a pesar de ser un éxito en la escuela, en la Fuerza Aérea y en su posterior vida profesional, se quitó la vida en el 2003, a la edad de 38 años.


De acuerdo al documental, surgió confusión inicial sobre las razones para su decisión de terminar su vida, pero eventualmente se descubrió un secreto oscuro. Según su madre, Kirk jugaba con juguetes de niña y exhibía “muchos rasgos femeninos”. Esta añadió que le molestaba porque quería que su hijo tuviese “una vida normal”. Para la mala suerte cuando Kirk era un jovenzuelo sus padres vieron en TV un anuncio del psicólogo Dr. George Rekers (en la foto), este andaba reclutando niños para un programa, pagado por la administración de la Universidad de California, LA. Allí fue llevado Murphy (el infante) y a sus padres les enseñaron técnicas para adiestrar a su hijo en la manera “correcta” de actuar.

La “terapia” incluía el que su madre le negara toda atención y afecto si jugaba con los juguetes “equivocados”, y que fuera recompensado por jugar con los juguetes “correctos”: pistolas de plástico. En su hogar, Kirk era castigado por demostrar conducta afeminada.

El Dr. George Rekers desarrolló, eventualmente, una carrera de tres décadas como un experto nacional en prevenir que los niños fueran gay. Fue uno de los miembros fundadores del Concilio para la Investigación de la Familia, una organización de base de fe que cabildeaba en contra de los derechos LGBT.

Su carrera finalizó el año pasado cuando, irónicamente, alquiló un escolta masculino para que lo acompañase en un viaje a Europa. El Dr. Rekers, negó todo contacto con el escolta.

En 2009 Rekers fue coautor de un “Manual de la Terapia Para la Atracción Homosexual no Deseada”, en el cual se citó el caso de Kirk como uno de los éxitos de la misma. Conseguido por CNN, Reker dijo que era inadecuado asumir que la terapia condujo al suicidio de Murphy.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s