Controla la respiración. Se dice que si la respiración para, el semen también lo hace, así que cuando creas que estás por eyacular, detén la respiración por algunos segundos y respira lentamente de nuevo. Será difícil al principio pero para nada imposible.


Al principio de la práctica del sexo tántrico, el hombre es quien debe controlar los movimientos, así le será más fácil parar cuando él lo crea necesario. Lo mejor es la penetración estática, un tiempo en el que la quietud y la energía sexual los lleve a lugares hasta el momento desconocidos.

Presiona la zona del perineo (entre los testículos y el ano) para detener la salida del semen y sigue disfrutando. En el sexo tántrico se entiende que esta práctica se haga al menos seis veces. Si crees que vas en la segunda y no puedes más, no te preocupes, estás iniciando y tampoco debes presionarte. Poco a poco tendrás más control sobre tu cuerpo, sensaciones y energía.

Si el momento ha llegado y ya no puedes parar entonces disfrútalo no tú solo, sino junto a tu pareja y siente cómo sus energías se encuentran. Ese es uno de los  objetivos básicos del sexo tántrico.

One response »

  1. Anonymous says:

    quiero sexo tantrico…alguien con la suficiente calma?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s