Montreal es una ciudad francesa y se habla francés, en su mayoría, y los hombres son de corte francés. Son hombres altos, blancos, delgados y te hablan con ese acento francés que parecen estar susurrándote al oído. (que rico). No son el típico hombre blanco anglosajón. Sus caras son delgadas de quijada angosta y tienen pelos rubios lacios, pero duros.

De hecho, también hay mucho latino: mejicanos, salvadoreños. La mayor parte de la actividad gay se concentra en la calle Saint Catherine. Esta calle esta toda cubierta de guirnaldas de globos rosados, desde su comienzo hasta el final. La calle la cierran al tránsito los viernes y sábados en la noche y los domingos, desde la tarde. Hay varias calles transversales que la atraviesan que tienen transito, pero a lo largo de la calle Saint Catherine solo se camina.

Cientos, a veces miles de hombres, caminan de lado a lado en cortos, mahones, en camisillas, vestidos formales y casi desnudos. También hay osos,  hombres musculosos, delgados, jóvenes, adultos y “silver foxes”; de todo y de todas las edades.

Lo más interesante es que todos, o la gran mayoría, son dulces y sonrientes. No había actitudes falsas, hablamos de gente feliz y muy pocos no tenían la necesidad de aparentar. Hablamos de una comunidad gay madura y que han logrado que su gobierno los reconozca como un sector poderoso. Esto definitivamente crea otra actitud hacía a lo que ser gay se refiere.

Montreal no tolera a la gente gay, mas bien acepta y la incluye en las decisiones gubernamentales y sociales. A diferencia de Puerto Rico en donde el gobierno casi no tolera la gente gay.  Esto crea otro ámbito porque te sientes bienvenido y aceptado totalmente.

Bueno, a lo largo de la calle hay decenas de bares, varios saunas donde dejas tu ropa en la puerta y deambulas desnudo o con una simple toalla. Hay barras donde los chicos bailan desnudos buscando alguien que les haga la noche. En estos bares se les cobra a los chicos $20 dólares por dejarlos bailar y ellos tienen que generar su propio dinero. Así que ya se imaginarán la insistencia con la que te bailan. Hay montones de barras con balcones y terrazas hacia la calle donde la gente se sienta a beber y mirar la otra gente en su eterno desfilar.

Quizás lo que más me impresionó fue que la gente andaba en actitud de compartir y pasarla bien. No hubo problemas con nadie, no peleas, no competencia, eso sí muchos policías.

Parecía un día de parada gay en Puerto Rico. En ese día la gente gay marcha en actitud de compartir, sin actitudes, en las de pasarla bien. Así debiésemos ser todo el año.

One response »

  1. Canada quiero ir para alla!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s