>

En España, un jurado popular dejó en libertad a un hombre que asesinó a un joven gay que recurrió al argumento de defensa de “miedo insuperable”.  Para el jurado fue un acto de legitima defensa al no poder manejar su miedo.


El asesino, Emilio Martínez mató al chico tras encontrarlo, según su testimonio,dentro de su camión y en actitud insinuante.

El jurado decidió ignorar tanto que el asesino y la víctima habían hablado en un bar cercano la noche del crimen, así como que la policía encontró restos de sudor, saliva y sangre de la víctima en la cama del asesino, lo que daría pie a nuevas vías de valoración.

Carlos Espasa, abogado de la acusación particular, manifestó que la sentencia del jurado no se sustenta en la realidad, presentando contradicciones, y quejándose porque “el juicio haya girado en torno a la moralidad” de la homosexualidad del chico fallecido.

O sea que parece que el jurado no  juzgó al asesino y sí juzgó al chico por ser homosexual.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s