>

Las autoridades educativas de Malasia decidieron la semana pasada obligar a un grupo de 66 jóvenes afeminados a pasar por un campamento religioso.


Funcionarios y profesores del país alegaban que con dicho adoctrinamiento intentarían evitar que los adolescentes se hicieran “homosexuales o transexuales”.

La noticia recorrió el mundo consiguiendo la repulsa de la comunidad internacional a las prácticas discriminatorias de Malasia.

Ahora, la responsable del Ministerio de la Mujer, Shahrizat Abdul Jalil, ha manifestado que el campamento no tendrá lugar por incompatibilidades con las leyes del país.

La ministra expresó que adoctrinar a los niños en un campamento de ese tipo les producirá traumas y depresiones severas.

Por ello, y recordando la Ley del Menor, ha manifestado que el evento no podrá producirse ante la prohibición de dichas prácticas para proteger a los jóvenes.

Pese a ello, el país sigue condenando la homosexualidad en las leyes con 20 años de prisión.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s